¡Feliz Cumpleaños Photoshop!

Hoy he hecho alusión en twitter al aniversario de Adobe Photoshop “Photoshop cumple 20 años http://bit.ly/aE1kU2 Felicidades Amigo!!!! “. Pero creo que tal acontecimiento se merece algo más, así que por eso escribo este post, para que sea mi homenaje a este software que tantas alegrías me ha dado.
Como todavía soy joven, el día que lanzaron al mercado informático Adobe Photoshop, yo debía estar en clase o en la cama (por la diferencia horaria), así que en aquel momento no me afectó demasiado el tema. Tampoco creo que la primera versión tuviera mucha repercusión, aunque tengo que admitir que para mí, poder hacer líneas rectas que aparecían y desaparecían en el LOGO era fascinante, así que photoshop debía ser la bomba.
Mi primer contacto con Photoshop fue la versión 5.0 y en la universidad, dónde había una gran sala repleta de iMacs G3 que constantemente se estropeaban (incluso un mac en malas manos se estropea). Por aquel entonces, mi vida se encaminaba hacia la escritura de guiones, la edición de vídeo me parecía aburrida y me gustaba más dibujar que diseñar delante de una pantalla de ordenador. Pero la universidad acabó, y meses antes yo había redescubierto la edición no lineal (sin ordenador), y me había gustado. Así que decidí comprarme un iMac G4 y un Final Cut Pro 3, además de tomar algunas clases sobre el programa que acababa de comprar y que no había utilizado en mi vida. Entonces me reencontré con Photoshop 6.0. Pero no fue hasta que empecé a trabajar que realmente nació nuestra relación de amistad. En la productora dónde trabajaba, había una montadora (yo) y una diseñadora (Eva). Eva odiaba Final cut y a mí Photoshop me daba bastante igual, pero al cabo de unos meses empecé a ver cómo el software de adobe podía ayudarme en mi trabajo, Eva nunca ha acabado de apreciar Final Cut, pero lo intenta.

Primero fueron unas cartelas, luego le siguieron unas máscaras degradadas, después la inserción de fotos retocadas y al final secuencias de vídeo enteras creadas con capas de photoshop (por aquel entonces ya usaba Photoshop 7 ). Pero no lo negaré el camino no fue fácil, Photoshop, o cómo lo llamaba al principio “Putoshop” resultaba un programa complicado si no entras en la dinámica de las capas; además tenía tantas opciones que a mí me “atabalaba”. Pero bueno allí estaba Eva para enseñarme, al principio con clases presenciales, y ya con el Photoshop CS1, cuando cambié de empresa, con clases telefónicas. Al CS1, le siguió el CS2, y al CS2 el CS3, cada versión mejorada (aunque el logo del CS3 al principio me parecía soso, echaba de menos la pluma de las últimas versiones) Finalmente llegó CS4 con su flamante 3D, y todavía más rápido.

Cada vez que instalaba una nueva versión me emocionaba explorando las novedades y encontrando nuevas utilidades aplicables a mi trabajo. Para mí, instalar un nuevo Photoshop es como la mañana de Reyes para un niño, unas semanas antes estás emocionado porque sabes que va a llegar ese día tan esperado, y por la mañana te levantas y está allí, lo que habías pedido. Pues para mí es: unas semanas antes leo sobre el lanzamiento de la nueva versión, investigo cambios, convenzo a mis jefes para que lo instalen y cuando lo tengo, soy como un niño con un juguete nuevo, sólo que no me olvido de él al cabo de unas semanas sino que este software da para tanto que nunca acabas de conocerlo y siempre te da sorpresas, alegrías y a veces tristeza. Porque no olvidemos que cualquier programa del mundo se cierra justo cuando ibas a salvar, o intentas hacer algo que siempre haces de manera mecánica pero justo ese día y sin saber porqué no funciona (lo sé lo sé, algo estaré haciendo mal, ¿no?) o va lento justo cuando estás con un cliente…

Pero bueno, esto es mi homenaje a photoshop, así que no hablaré de las tristezas sino de las alegrías, y es que el editor de imágenes no me ha servido sólo para trabajar vídeo, crear menús de DVDs, preparar las pantallas de las webs de la empresa, crear newletters… Sino que llevo años haciendo fotomontajes, felicitaciones, invitaciones… para mis amigos y mi familia, eso sí, por el módico precio de una cerveza. Así que puedo decir que Photoshop no es importante sólo en el plano profesional sino también en el personal, porque me encanta ver a un cliente satisfecho, pero la alegría de un amigo es impagable.

Por todo esto quiero agradecer a Thomas y John Knoll su gran aportación al mundo.

Nota: para los que tengan curiosidad aquí os dejo un par de links interesantes

Photoshop cumple 20 años

20 years of Adobe Photoshop

Que nunca falte el photoshop

  1. Me pregunto si yo tengo tanta estima a una aplicación como tú😉
    Me ha encantado tu post.

    • Gracias. Para mí Photoshop o Final Cut son como para un escritor su máquina de escribir, su pluma o su portátil, son su herramienta de trabajo, y cuando disfrutas de tu trabajo valoras tus herramientas. Madre mía, qué azucarado me ha quedado esto ¿no? bueno no lo borro, hoy estamos de celebración.

    • misakomimoko
    • 19/02/10

    qué bonitooooooo!!! ha sido como releer el inicio de nuestra amistad, parece que el photoshop incluso nos ha unido!! jajaja!!
    yo me he quedado en la CS3, pero me has puesto los dientes largos, y me lo tendré que instalar🙂
    no borres nada!! hoy estamos de celebración😀

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: